Entradas destacadas

Un Chorlito coqueto

Aves playeras en el estuario del río Gallegos. En Argentina encontramos al menos 16 especies de Chorlitos, de los cuales algunos llegan hasta las costas de Río Gallegos. Entre ellas, en la región patagónica habita el Chorlito doble collar (Charadrius falklandicus).



El Chorlito doble collar es un ave de presencia frecuente en todo el estuario del río Gallegos, especialmente en las planicies fangosas, y también se lo puede avistar en la Isla Deseada. Su estado de conservación es de “preocupación menor” a nivel internacional y está categorizada como “Casi amenazada”, en Argentina.


Podemos identificar esta especie por su tamaño pequeño (17-19 cm), el pico negro y corto, patas negras, cara y frente blancas con banda frontal negra que se extiende por detrás de los ojos. Su principal característica, que le da nombre, son dos notables collares parduzcos a negros. El primero está ubicado en la base del cuello y el segundo es más ancho y cruza el pecho de lado a lado.


En su plumaje reproductivo (los machos son en promedio más brillantes) tienen en la parte posterior de la cabeza una llamativa corona color canela. Los individuos inmaduros y aquellos con plumaje no reproductivo son más opacos, pero aún tienen dos bandas color marrón en el pecho.


Un alimentador visual


Este Chorlito tiene un comportamiento confiado; es un “alimentador visual”, ya que localiza las piezas por medio de la vista. Su estrategia de alimentación es típica: repite incansablemente un correteo – pausa – correteo o bien una secuencia ininterrumpida de correteos seguidos por una pausa. Durante las interrupciones, busca en forma activa signos que delaten la presencia de presas e inmediatamente después dirige un picoteo al suelo para capturarlas. Cuando la marea asciende y cubre los sectores donde se alimenta, corretea o descansa en las marismas o pastizales costeros.



La especie Chorlito doble collar se puede observar en gran número en el estuario del río Gallegos en temporada no reproductiva. (Foto Pablo Irazoqui)

Nidifica entre septiembre y noviembre a lo largo de la costa y también a orillas de lagunas de la estepa. Construye sus nidos en el suelo con guijarros y algunas ramitas, de manera poco elaborada y mimetizados perfectamente con el ambiente. De esta forma, los nidos y huevos quedan camuflados entre las pequeñas piedras de la costa. Ponen 3 ó 4 huevos color ocre o pardo, con manchitas más oscuras.


En el estuario, se han encontrado nidos en las inmediaciones de Punta Loyola y en distintos puntos sobre la margen sur de los ríos Gallegos y Chico y aún en el basural de la ciudad.


Visitando el estuario


Después del período reproductivo, se registra en el estuario del río Gallegos con más frecuencia y su número se incrementa progresivamente a partir de enero-febrero hasta abril. En este período pueden verse bandadas de cientos o aún miles de individuos, en especial en las playas del río Chico y Punta Loyola.


En los meses siguientes, si bien la abundancia disminuye, grupos importantes continúan en el estuario local y en las costas de Patagonia sur, a pesar de las rigurosas condiciones invernales, mientras otra parte de la población migra hacia el centro-norte del país.



El Chorlito doble collar es una especie considerada “Casi amenazada” en Argentina y de “Preocupación menor” para los estándares internacionales.
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square