Entradas destacadas

La protección de los ecosistemas costeros

Gobernanza colaborativa de la Reserva Provincial de Aves Migratorias


La Reserva Provincial de Aves Migratorias (R.P.A.M.) fue creada en 2001 por Ley Nº 2583 y conserva una muestra representativa de las marismas y planicies intermareales del estuario del río Gallegos, que constituyen sitios de alimentación y descanso para miles de aves migratorias del hemisferio norte, como el Playero rojizo, el Playerito rabadilla blanca, la Becasa de mar, etc., y aves endémicas de la región patagónica como el Chorlito doble collar, el Ostrero austral y, específicamente, el Chorlito ceniciento o Chorlo de Magallanes, una especie exclusiva de la Patagonia Austral argentina y chilena, de muy bajo número poblacional, que ha sido avistado en la Reserva Provincial. Este chorlo es además objeto focal de conservación y estudio por parte del Proyecto Pluvianellus desarrollado por Ambiente Sur y el Centro de Rehabilitación de Aves Leñadura (CRAL) de Punta Arenas.



La importancia de la Reserva Provincial se pone en valor además, dado que “los ecosistemas acuáticos costeros son considerados como los ecosistemas más productivos del mundo (…), desarrollándose en ellos procesos biogeoquímicos importantes para muchas especies de plantas y animales (…)” (1).



Un área protegida con gobernanza colaborativa


Los ecosistemas acuáticos costeros, como el que protege la Reserva Provincial de Aves Migratorias, son considerados como los más productivos del mundo.

La protección de este ambiente forma parte de las acciones de conservación que desarrolla la Asociación Ambiente Sur como parte de su Programa “Aves Playeras”. Para su implementación, la ONG ha firmado convenios de trabajo conjunto con el Consejo Agrario Provincial (C.A.P.), Autoridad de Aplicación de la Reserva, que se ejecutan desde hace seis años. Esto ha sido posible con el financiamiento de International Fund of Canada (I.C.F.C.) en una primera instancia y ahora, en el marco del proyecto hemisférico Coaliciones de la ONG internacional Manomet, que ejecuta Ambiente Sur.


Uno de los principales avances para la gobernanza colaborativa del estuario del río Gallegos implicó la creación de un espacio interinstitucional denominado “Coordinación Estuario”, impulsado por Ambiente Sur, que reúne a todas las instituciones y organizaciones implicadas en el manejo del área. Desde 2021, a través de reuniones periódicas, se diseñan acciones de conservación, protección, fiscalización, educación y sensibilización ambiental en el estuario local.


Los principales objetivos estratégicos del Espacio Coordinación Estuario, que se ha institucionalizado mediante la firma de un Acta acuerdo, son: la Gobernanza colaborativa, el Manejo efectivo y la Fiscalización y el cumplimiento de la normativa vigente respecto del patrimonio natural que protege.


Con este formato de manejo se busca fortalecer la conservación y la gestión de las áreas protegidas con buena gobernanza; investigar y recopilar información sobre el estado y calidad de los hábitats, usos y amenazas de este ambiente; eliminar las barreras existentes para el manejo efectivo y la conservación del sitio; promover grupos de conservación local para la conservación.

Entre las acciones en marcha, se identificaron dentro de la Reserva zonas prioritarias para la conservación de las aves playeras y las áreas perturbadas, para lo cual se diseñó y construyó un cerco móvil que posibilitará la exclusión temporal de vehículos de 2 ó 4 ruedas en la playa de la R.P.A.M. Esta exclusión se pensó como un dispositivo móvil con la finalidad de hacer itinerante la protección, según la dinámica de las aves playeras y de los disturbios identificados.


Asimismo, se instaló cartelería informativa e interpretativa advirtiendo sobre la circulación de vehículos en una zona de real importancia para las aves playeras, sobre todo para el Chorlito Ceniciento (Pluvianellus socialis).


Como materia pendiente y condición necesaria para avanzar en el manejo efectivo de la Reserva provincial, resta aún la aprobación definitiva del Plan de Manejo, entregado en 2017 por Ambiente Sur y la UNPA-UARG. Para ello se trabaja actualmente junto a la Autoridad de Aplicación para agilizar la aprobación, ya que una adecuada planificación constituye uno de los puntos claves para la gestión de las áreas protegidas.


1) “Conservación de los ambientes costeros de Santa Cruz, Argentina. Observaciones sobre el impacto de la actividad petrolera”. J. Cristián de Haro. Fundación Cethus - GEPAMA (Grupo de Ecología del Paisaje y Medio Ambiente – Universidad de Buenos Aires).

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square