Entradas destacadas

Aves residentes y abundantes en Reservas Naturales Urbanas de Río Gallegos

Biguá, Pato crestón y Flamenco austral

El Pato crestón es uno de los patos más numerosos de la Patagonia Sur y es una especie abundante, nidificante y residente en el estuario del río Gallegos. (Foto Pablo Irazoqui)

El ambiente en el cual se emplaza la ciudad de Río Gallegos corresponde “biogeográficamente a la Región Neotropical, Dominio Andino-Patagónico, Provincia Patagónica. La latitud extrema de esta región condiciona las formas de vida, las cuales deben adaptarse a un clima muy riguroso, a las escasas precipitaciones y a la gran amplitud térmica entre el período invernal y estival, incidiendo esto en el comportamiento de los animales”. (1)


El estuario del río Gallegos y las extensas planicies intermareales fangosas y marismas que posee, constituyen el escenario donde se reúnen anualmente miles de aves playeras migratorias, tanto los chorlos patagónicos como las especies neárticas que arriban del hemisferio norte, así como otras que son residentes, es decir especies cuya presencia es continua -en este ecosistema y en las lagunas que integran el Sistema de Reservas Naturales Urbanas de Río Gallegos- durante todo el año.



Abundantes, comunes y residentes


Las aves son clasificadas según diversos criterios. De acuerdo a la cantidad posible de observar en el hábitat y la época apropiada, encontramos las consideradas abundantes, que refieren a aves registradas en todas las visitas, en números superiores a 10 ejemplares; las comunes, registradas en casi todas las visitas aunque generalmente en números inferiores a 10 ejemplares, y las escasas, registradas en pocas visitas.


Si tomamos sus hábitos reproductivos, vemos si las especies son nidificantes (nidifican en la zona). De acuerdo a su presencia estacional, están las especies residentes, presentes durante todo el año en el área, o migratorias, aves que permanecen en el área durante parte del año.


El Biguá (Nannopterum brasilianum) es una especie considerada común, nidificante, residente y con una categoría de conservación de “preocupación menor”, según la ONG Birdlife Internacional.



El Biguá, a diferencia de otras aves acuáticas, necesita secar sus plumas, por ello se lo puede ver posado al sol con las alas abiertas.

Este ave mide 60 cm y todo su cuerpo es de color negro brillante. El pico es grande, negruzco, de base amarillenta y termina en un gancho. El iris es notable, de color verde esmeralda. Las patas son fuertes, palmeadas y se encuentran en una posición muy posterior, lo que le otorga una postura erecta muy característica cuando está posada.


Este ave habita en ambientes acuáticos diversos y se alimenta de peces que captura realizando frecuentes inmersiones, persiguiendo a sus presas bajo el agua. Suele trasladarse de un sitio de pesca a otro volando en fila al ras del agua.


A diferencia de otras aves acuáticas, necesita secar sus plumas, por ello se lo puede ver posado al sol con las alas abiertas. Nidifica entre setiembre y enero en la Isla Deseada. Ha sido observado con frecuencia en los muelles de Y.P.F. situados en la costa de la ciudad de Río Gallegos y posado sobre los pilares en Punta Loyola.


El Pato crestón (Lophonetta specularioides) es una especie abundante, nidificante y residente en el estuario del río Gallegos. Su estado de conservación es de “preocupación menor”. Mide 42 cm y es uno de los patos más numerosos de la Patagonia Sur. Los sexos se parecen: son mayormente de color marrón grisáceo con un moteado pálido contrastante en los lados del cuerpo, una cara más oscura y una cresta corta y tupida (a menudo difícil de ver); pico y patas gris oscuro. En vuelo, se aprecia el gran panel blanco en el borde posterior del ala. La cabeza es parda, con un capuchón más oscuro y con copete nucal. El iris es de color rojo, dándole un bello y llamativo aspecto.


Estos patos son en general muy ariscos y cualquier alteración los espanta. Descansan en las orillas de cuerpos de agua. Durante la época no reproductiva forman grandes grupos que a veces llegan a los cientos de ejemplares asentados sobre las extensiones de sarcocornias. Nidifican entre septiembre y enero, entre los pastos y cerca de la orilla de algún cuerpo de agua, poniendo de 5 a 8 huevos.


¿Cómo se alimentan los Patos crestones? Nadan y se alimentan picoteando la superficie del agua y rara vez realizan buceos para buscar comida más abajo. De todas formas, si la comida no está disponible en la superficie, es posible que realicen buceos someros en busca de moluscos, crustáceos, insectos y larvas de insectos.


Esbelta, rosada y elegante, el Flamenco austral (Phoenicopterus chilensis) es una especie abundante y residente en el estuario. Mide 70 cm y es inconfundible por su coloración, largo cuello y su grueso pico angulado. Se encuentra publicado en la lista roja de la UICN en la categoría de “Casi amenazada”.


El plumaje de color rosa intenso es producto de su alimentación con crustáceos. El pico es blanco rosáceo con la punta negra y muy curvado, en tanto que el cuello presenta la forma característica de “S”.


El Flamenco austral habita en lagunas, bañados y todo tipo de aguas. Es muy especializada, ya que su pico y cuello le sirven para filtrar agua, como un colador, y obtener así los microorganismos de los que se alimenta. Suele formar colonias numerosas aunque no en el caso de nuestro estuario. En nuestra región deposita los huevos en el suelo, en nidos que semejan conos, hechos de barro. Ocasionalmente aparecen en el estuario del río Gallegos pero son más comunes en las lagunas cercanas.



(1) “Las aves de la Patagonia Austral – El Estuario del río Gallegos y zonas aledañas”. Carlos Albrieu, Santiago Imberti y Silvia Ferrari. UNPA – UARG. Río Gallegos. 2004.

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square