• Ambiente Sur

Ellas también se quedan en casa

El estuario del río Gallegos y las extensas planicies intermareales fangosas y marismas que posee, constituyen el escenario donde se reúnen anualmente miles de aves playeras migratorias, tanto los chorlos patagónicos como las especies neárticas que arriban del hemisferio norte, así como otras que son residentes, es decir especies cuya presencia es continua en este ecosistema y en las lagunas locales durante todo el año.







En estos humedales, las aves encuentran condiciones óptimas para alimentarse y descansar: dos actividades cruciales para su supervivencia. Estas áreas fueron legalmente protegidas a través de la creación del Sistema de Reservas Naturales Urbanas de la ciudad de Río Gallegos mediante la ordenanza Nº 6762 en 2009. El Sistema comprende al estuario del río Gallegos y las lagunas ubicadas en el ejido municipal.


Hoy queremos contarles acerca de algunas de las aves que encontramos durante todo el año en las costas del estuario del río Gallegos y en las lagunas de nuestra ciudad, describiendo sus características para facilitar su observación.


Aves que se quedan en casa


El Biguá (Phalacrocorax brasilianus) es una especie considerada común (registrada en casi todas los censos realizados en el estuario), nidificante y residente. Este ave mide 60 cm y todo su cuerpo es de color negro brillante. El pico es grande, negruzco, de base amarillenta y termina en un gancho. El iris es notable, de color verde esmeralda. Las patas son fuertes, palmeadas y se encuentran en una posición muy posterior, lo que le otorga una postura erecta muy característica cuando está posada.






Este ave habita en ambientes acuáticos diversos y se alimenta de peces que captura realizando frecuentes inmersiones, persiguiendo a sus presas bajo el agua. A diferencia de otras aves acuáticas, necesita secar sus plumas, por ello se lo puede ver posado al sol con las alas abiertas. Nidifica entre setiembre y enero en la Isla Deseada. Ha sido observado con frecuencia en los muelles de Y.P.F. situados en la costa de la ciudad de Río Gallegos y posado sobre los pilares en Punta Loyola.


El Pato Crestón (Lophonetta specularioides) es una especie abundante, nidificante y residente en el estuario del río Gallegos. Mide 42 cm y es uno de los patos más numerosos de la Patagonia Sur. Su aspecto general es pardusco, con casi todo el cuerpo cubierto de manchas oscuras. El pico es completamente gris a negro apizarrado. La cabeza es parda, con un capuchón más oscuro y con copete nucal. El iris es de color rojo, dándole un bello y llamativo aspecto.



Se trata de un ave que habita en lagunas, bañados y todo tipo de aguas. Es muy especializada, ya que su pico y cuello le sirven para filtrar agua, como un colador, y obtener así los microorganismos de los que se alimenta. Suele formar colonias numerosas aunque no en el caso de nuestro estuario. En nuestra región deposita los huevos en el suelo, en nidos que semejan conos, hechos de barro. Ocasionalmente aparecen en el estuario del río Gallegos pero son más comunes en las lagunas cercanas.


Estos patos son en general muy ariscos y cualquier alteración los espanta. Descansan en las orillas de cuerpos de agua. Durante la época no reproductiva forman grandes grupos que a veces llegan a los cientos de ejemplares asentados sobre las extensiones de sarcocornias. Nidifican entre septiembre y enero, entre los pastos y cerca de la orilla de algún cuerpo de agua, poniendo de 5 a 8 huevos.


Por su parte, el Flamenco Austral (Phoenicopterus chilensis) es una especie abundante y residente en el estuario. Mide 70 cm y es inconfundible por su coloración, largo cuello y su grueso pico angulado. Es un ave esbelta y con un plumaje de color rosa intenso, producto de su alimentación con crustáceos. El pico es blanco rosáceo con la punta negra y muy curvado, en tanto que el cuello presenta la forma característica de “S”.





Se trata de un ave que habita en lagunas, bañados y todo tipo de aguas. Es muy especializada, ya que su pico y cuello le sirven para filtrar agua, como un colador, y obtener así los microorganismos de los que se alimenta. Suele formar colonias numerosas aunque no en el caso de nuestro estuario. En nuestra región deposita los huevos en el suelo, en nidos que semejan conos, hechos de barro. Ocasionalmente aparecen en el estuario del río Gallegos pero son más comunes en las lagunas cercanas.



Send a message

Asociación Ambiente Sur

Carlos Gardel 389

Rio Gallegos,Santa Cruz –

Argentina

Tel: +54  2966 463072 info@ambientesur.org.ar

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • asociacionambientesur
  • White Instagram Icon

AmbienteSur©Copyright 2016.

Todos los derechos reservados.

Diseñado por                    

en la plataforma