• Asociación Ambiente Sur

Chorlito Ceniciento: una especie “rara”


Los vecinos, turistas, observadores de aves y agentes de conservación conocedores del estuario del río Gallegos, son conscientes de la gran riqueza y diversidad de las aves migratorias que llegan a nuestras costas. El estuario fue declarado Sitio de Importancia Internacional para las aves en 2005. “Este ecosistema es especialmente significativo para el grupo de las aves migratorias por constituir un sitio de descanso y alimentación durante sus movimientos estacionales así como un destino final para otras especies, consecuencia de su riqueza en fuentes de alimentos”, como se explica en la obra, editada por la U.N.P.A., “Las aves de la Patagonia Sur - El Estuario del río Gallegos y zonas aledañas”, escrita por Carlos Albrieu, Santiago Imberti y Silvia Ferrari.

Así, además de las aves playeras que son migratorias continentales, encontramos a las aves migratorias patagónicas, que nidifican en la estepa o los Andes y comienzan a llegar al estuario en otoño, pasan aquí el invierno y se retiran en primavera.

Entre las patagónicas que llegan para pasar el invierno en el estuario local y en las lagunas que integran el Sistema de Reservas Naturales Urbanas de Río Gallegos (S.R.N.U.), encontramos al Macá Tobiano (Podiceps gallardoi), el Ostrero Austral (Haematopus leucopodus), el Chorlito Doble Collar (Charadrius falklandicus), la Paloma Antártica (Chionis alba) y el Chorlito Ceniciento (Pluvianellus socialis), entre otras.

El Chorlito Ceniciento es una especie de gran interés conservacionista, considerada “rara” debido a que su población global se estima inferior a 1500 individuos. Se desconocen las causas de su reducido número, aunque se sospecha que es algo natural y no producido por el hombre. Se lo considera una especie endémica de la Patagonia Austral, de muy bajo número poblacional y "Casi Amenazada" (BirdLife International 2003); se encuentra en el estuario en números que representan aproximadamente el 20 % de la población total estimada.

Uno de los lugares donde es posible avistarlos es en el estuario del río Chico, en el cual los agentes de conservación de la Asociación Ambiente Sur y de la Agencia Ambiental Municipal, Autoridad de Aplicación en el Sistema, han observado, reunidos en pequeñas áreas, hasta un número que representa entre el 3 y 4 % de la población global. Aunque faltan explorar muchos kilómetros de costa, su principal sitio de invernada lo constituye la Reserva Provincial de Aves Migratorias, contigua a la Reserva Costera Urbana y parte del mismo ecosistema.

Este año, los agentes de conservación de Ambiente Sur han instalado las llamadas “cámaras-trampa”, que se ubican en lugares estratégicos en las marismas del estuario y permiten revelar cómo las diferentes especies usan el espacio y sus comportamientos. En relación a las aves, los agentes se han abocado a ampliar el listado de especies que se encuentran en el sitio y a identificar cómo las diferentes especies de aves playeras utilizan dos áreas bien diferenciadas como sitios de descanso. Este dispositivo ha permitido hacer capturas de imágenes de Chorlitos Cenicientos en las reservas.

La distribución del chorlito ceniciento abarca el sur de Santa Cruz, Chile y Tierra del Fuego. En cercanías de nuestra ciudad, ha sido observado en el estuario del río Chico, en Punta Loyola y en la isla Deseada.

Asimismo, su distribución entre Chile y Argentina permite hacer un seguimiento de la especie, como ha ocurrido con individuos anillados en Punta Arenas y luego avistados en la Reserva Natural Urbana Laguna Nimez, en El Calafate.

El Chorlito Ceniciento fue declarado Monumento Natural Provincial por la Legislatura de la Provincia de Santa Cruz mediante la Ley Nº 3373, sancionada el 12 de junio de 2014, por ser una de las especies más comprometidas en cuanto a su conservación.

Como una pequeña paloma

En cuanto a las características que nos permiten identificarlo, se trata de un ave local, patagónica, que utiliza y prefiere las orillas pedregosas de los lagos o costas, sobre todo en invierno. Puede ser fácilmente pasado por alto ya que su plumaje mayormente gris lo ayuda a mimetizarse, siendo similar a una pequeña paloma. Aunque una vez localizado, es fácilmente reconocible por sus patas cortas y de color rosa intenso en adultos o amarillo-anaranjadas en ejemplares inmaduros. Posee el dorso y pecho gris ceniciento, partes inferiores blancuzcas y un notable iris rojo.

Esta playera tiene el típico hábito de alimentarse caminando en círculos sobre la orilla, usualmente en parejas o grupos familiares. Es muy agresivo durante la época reproductiva, defiende grandes extensiones de territorio alejando a otros chorlos con persecuciones y ataques directos cuando se siente invadido. A fines del verano, comienza a migrar hacia la costa de los estuarios formando grupos, usualmente de 10-15 individuos pero se han observado bandadas de hasta 200 en el estuario. Alimenta su cría por regurgitación, un comportamiento extremadamente inusual entre chorlos.

El Chorlito Ceniciento nidifica entre septiembre y enero a orillas de pequeñas lagunas de la estepa, por lo general sólo a metros de la máxima línea de agua. Construye un nido muy básico sobre un sustrato de pequeñas piedras o piedras mezcladas con barro y generalmente cría con éxito solamente un pichón.

#chorlitoceniciento #avesplayeras #estuario

62 vistas

Send a message

Asociación Ambiente Sur

Carlos Gardel 389

Rio Gallegos,Santa Cruz –

Argentina

Tel: +54  2966 463072 info@ambientesur.org.ar

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • asociacionambientesur
  • White Instagram Icon

AmbienteSur©Copyright 2016.

Todos los derechos reservados.

Diseñado por                    

en la plataforma